Gran voltaje (Número 241)

Y no me quedo inmóvil,

un aire fuerte,

capaz de despegar mi vuelo,

en las mañanas

de mi mundo,

en las soleadas tardes

de mi vida

y, con franjas de dos colores,

me desliza hacia ti,

con la pluma en mi mano,

con mi corazón en el cielo

y me levanta de mi mesa,

con la fuerza de un tornado,

me da vueltas y más vueltas.

Y yo te busco, desesperada,

hasta que veo tus ojos

y tus manos que me agarran;

aquí me quedo contigo,

con esta energía naranja

que me ha traído a ti,

con tantas ganas,

con este gran voltaje,

que me traba.

Publicado en Amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s