Amor Supra-sexo

A la cima (Número 225)


Y, con singulares caminos,

tú y yo,

muy parecidos, hermanos,

me atrevo a decir,

siempre y cuando,

en tu mente, no lo adornes

con la furia,

con la venganza,

de un llanto anclado

a tus espaldas y

sentencies, un lugar

inacabado, para tu ser

que, hoy, se entrega

a mi cuerpo,

con esta copa de Hermes

en su mano,

purgatorio ya pasado

y eclesiástico momento

de amor en nuestras manos

juntas, atadas,

para llegar, a una dimensión

invisible

y, en el Cabildo de Atenas,

en un extremo

de la postergada

muchedumbre

que rodea este acto sagrado,

mi amor,

pictórico momento

que da paso, al engendro de

nuestras vidas unidas,

ante todo fracaso.

Y que han llegado

a la cima de su encanto.

Y que, cumplen

con su divinidad,

por millones años.

Y que, no mutan

ante la injusticia,

de otros seres humanos.

Clopás léanme, léanme…

Cleofás se perdió en gran

ocaso, muerto ya de amor.

0 comments on “A la cima (Número 225)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: