Santolina (Número 213)

Tú y yo, juntos,

oro y plata…

y nuestro brillo

no se aguanta.

Tú comes de mí,

yo de ti.

Tú,  un rayo poderoso

que brilla por rincones

nefastos del universo

y dejas tu ramalazo

de luz y de amor,

en la piel, en los ojos,

en el corazón…

de quien te mira,

mi amor.

Y, yo, un unicornio

de colores bronceados,

solsticio de tu brillo

que anuncia el amor,

cogida de tu mano.

Tú y yo, juntos,

amor mío,

no somos de la tierra;

algo han puesto los dioses

en nuestro amor,

algo que rebosa

en nuestra unión,

vida mía.

Y nuestras células

bailan, vibrantes,

con los dioses.

Y nuestra unión,

santolina eterna del cielo,


borra las penumbras

de lugares groseros

y hace, lo bueno, eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s