Eminente ( Número 125)

Aleluya, tu alma tan mimosa,
sorpresa para mi picor disperso,
primorosa en este universo,
con mi mejoría melancoliosa.

Y sin la intemperie nebulosa,
reflejo de nuestro amor inverso,
después de aquel vagar en mi verso,
el edén, mi galaxia misteriosa.

Tu entrada en mis sueños magistrales,
principal ruido de mi tarareo,
rondando en mis ensueños reales.

Con tu paradigma, sutil solfeo,
prana en tus notas angelicales,
tu linda nana, canción de Morfeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s