Numem (Número 94)

Noble numem, caminas por mis venas,
con abundante sed, tan atigrado,
con la desidia de lo aflorado,
en todos mis rincones, tus escenas.

Me alegras con tus enhorabuenas,
mi noble numem aterciopelado,
canal de dulzor acaramelado,
ostracismo raudaz de mis gangrenas.

Noble nunem, mi numem verdadero,
exclusión de mi amarga soledad
por tu claro menester de alfarero.

Maestro con tu sensibilidad,
honor en mi mundo imperecedero,
por tu casualidad, por tu deidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s