Sensuales

Meigas (Número 46)

Y me invento,
en mi alma,
una gota de agua
que limpie el pesar
que acompaña
todas mis vidas,
hace ya,
unas dos mil primaveras.
Y todo
por no tenerte
a mi vera,
Y desde entonces,
me peleo conmigo misma
y ando sola,
sin amparo,
con los desengaños
entre los dedos
de mis manos
y en mi corazón,
ya,
la ceguera.
Y, hoy,
me dicen algunas meigas
que llamas
a mi puerta
y que me harás
una propuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s