Nefelibata (Número 29)

Sublime silencio

que desgarra

con esta triste agonía,

con esta carga de dolor,

tan grande,

entre respiración

y respiración ,

del fin al inicio

de mi existencia.

Y,  entre nubes blancas,

imágenes  de mi vida,

un paseo por mis recuerdos,

por mis actos consumados,

un paseo por mis recuerdos,

por mis actos no realizados.

Y todo cerca de mí

y todo frente a mí,

en un espejo.

Y agonizo

partícipe de mis vivencias

y mis sentidos extenuados,

límbicos  sentidos.

Y observo mi mundo

interior

y no vuelvo a mi mundo

exterior, imposible,

no puedo ya.

Y camino hacia mi ser.

Y mi cuerpo,

en una expiración,

se paraliza con un suspiro.

Y mi fuerza nueva,

recargada,

hacia una energía superior.

Y,  todos  mis movimientos,

ya, en otro extremo,

en mi mundo interior.

Y,  ahí,  con mi asombro,

brota mi nueva vida,

delante un sendero,

por él  yo vuelo

entre plumas blancas

de terciopelo.

Y,  ya,  en otra dimensión,

dejo este mundo,

prosigo mi vuelo.

Y en la lejanía

al irme,

lamentos,  lamentos…

por un duelo,

mi propio duelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s