Desamor

Lejanía ( Número 6 )

Tú escapaste
aquella tarde
lúgubre,
indeseada para mí,
mal momento.
Y, ahora,
yo, tan débil,
sin aliento,
en mi estado
moribundo,
en aislamiento,
mi final.
Y, tú, te muestras
cobarde
con tu alarde.
Y tu mirada
se perdió
al mirarme,
en la lejanía
de no amarme.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s