Sonrisas (Número 1.135)


Contra la risa de los niños,

no hago, ningún delirio.

Exploro, junto a ellos,

la vida, los instantes.

Volatilidad rápida

y, con retoques dominantes,

de caballos corredores,

de limbos gloriosos.

Negros, marrones y blancos,

los niños, sonrisas hacia el cielo,

los miro,

con la misma alegría que ellos.

Inocencia de mi vida,

me abren el corazón,

con un sutil engranaje.

Su presencia,

en mi poderosa estancia,

en los estados de mi conciencia,

brindándome, amor.

Junto a ellos,

gloriosos momentos,

delante, sus conjuros

que me deslizan, con flores de cordura,

entre afables amores.

Paralelismo, entre tú y yo,

nos vemos, en la próxima estancia.

Juntos, en las claves,

de una vida mejor.

Juntos, en las pócimas,

de la inocencia y del perdón.

😍😍😍🥰🥰🥰

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.