Amor

Vejez (Número 1.060)


Un caminar torpe,

abolengo, en detrimento,

en los enclaustrados años;

mitigación, de un dolor inmenso.

Sus piernas, con artrosis,

su circulación, en un botín,

de arena corrompida

Sus células, agotadas,

su corazón, casi parado,

lento… muy lento.

La abuela, con sus muchos años,

parsimonia, en su mente,

a veces,

con sus frases descabelladas,

sin saber, muy bien,

por dónde anda.

Sus arrugas,

destrozos de su piel.

Su sequedad,

por doquier.

Su extrema delgadez,

acompañada,

de una galopante,

pérdida de su mirada.

Sus hijos, aún, presentes,

en sus pensamientos nuevos;

ya no son los de antes.

El cansancio, la retrae,

los días, monótonos.

Su perro le ladra,

ella, baja sus ojos,

espera, en la sombra,

las visitas, de algunos desconocidos,

entre ellos, hasta sus nietos y biznietos.

Su caminar, por esta vida,

la hace, parar,

en la posada,

de sus últimos sueños.

0 comments on “Vejez (Número 1.060)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: