Sin categoría

Movimiento (Número 944)


¿Qué es la vida

sino movimiento?

¡Algo se mueve!

¡Tene vida por dentro!

¡Corre! ¡Salta! ¡Vuela!

Y, después, descansa,

en la espesa bravura,

de un movimiento lento

que me colma de placeres,

en la inmensidad del viento.

Y una voz, detrás de mi oído,

por la espalda,

se mete en mi sentido;

su movimiento castizo

me inunda,

cual corredor caballo,

cual amor castrense,

en las intensidades,

de esta tierra bella,

brava y caliente,

cuales claves dicotómicas

de una llegada presente,

en las vísperas,

de una lenta muerte,

para, después, dejar de moverse,

tras las carreras, omnipresentes,

de mis años de gradientes.

¡Años y años moviéndome!

Gracias vida por no esconderte

y, dedicarme, tus grandes meneos,

en la playa, en la fuente,

en el suelo, en el mar,

en la vereda caliente…

7 comentarios en “Movimiento (Número 944)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.