Amor

Celedonio (Número 919)


Celedonio, Celedonio,

dime cómo te pongo

el lazo rosa que me regalaste,

después, de los días de insomnio,

cuando te besé,

delante de los dioses del jardín

de la vida,

en aquella bendita estancia

que forjamos tú y yo,

encima de un frondoso árbol,

para ver,

el sol y las estrellas,

libres,

del murmullo contaminador

de la gran ciudad.

Celedonio, Celedonio,

sin duda,

supimos amarnos.

No sé qué nos ha pasado,

Celedonio.

Hemos roto nuestro trato

con el que, juntos,

nos comprometimos a vivir,

amándonos.

Celedonio, Celedonio

dime dónde te pongo ese lazo

que me regalaste,

firma,

de tu condición de amarme,

sin ataduras,

amarme frente a la luna,

amarme frente al mar,

amarme,

frente a las golondrinas sagradas,

frente a todo lugar.

Celedonio, Celedonio

lo nuestro, agua pasada.

Dime dónde te lo pongo.

Golondrina

(Kata).

0 comments on “Celedonio (Número 919)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: