Amor Sin categoría

Sarcasmo (Número 861)


Mi cabeza, al borde,

de una explosión de locura,

entre los marginales cambios,

de una montaña rusa,

a cada cuales, más bruscos

y más rápidos.

¡La realidad de mi región!

¡El confinamiento puro y duro!

¡Las mascarillas! ¡La distancia social!

¡El lavado de manos!

¡El salir solo para lo necesario!

¡Puto virus!

¡Estás quemando mi sangre!

¡Estallan mis arterias!

¡Un zumbido, en mis oídos,

cual “estrafet” martirio moribundo!

Y, en el extremo de Europa,

cerca de África,

iris, el pueblo andaluz,

entre la maleza de los barcos

que portaban el oro español

y el de la casta flamenca del sur.

Hoy miro a mi alrededor,

bajo la mirada hacia el suelo,

un escaparate mejor,

entre los ladrillos

y, entre los postergados pergaminos.

Con mi bolígrafo,

elevo mi alma,

a las tres mil beatificaciones

pontificadas,

entre los pasillos,

de una muchedumbre alocada,

hacia un lugar inexistente,

hacia una premura

de lujuria común.

El grupo humano delante de sí,

en sus manos, la dinamita

del continente europeo,

magistral hacienda de este presente

que lo han llevado,

al monumental estereotipo

de los sarcasmos,

del mundo entero.

2 comments on “Sarcasmo (Número 861)

  1. Coincido, así estamos casi todos, pero vamos a superar esta plaga y saldremos fortalecidos.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: