Amor, Desamor

Malcriada (Número 729)


Mi polvo reticular

asoma, por mi entrecejo,

para contarte,

el amor que tengo por ti.

No te desvaloro,

a pesar,

de tu mala gestión,

a pesar,

de tus inusuales camicaces.

¡Me aprecias!

fruto, de tu cuento

de piedras extrañas,

alimento,

para el sesenta por ciento,

de una luminaria madriguera,

de tipos solidificados,

en la interacción de actos

damnificados,

entre tu esfera y mi esfera.

Portento de tu adversidad,

en mi certera camada,

de infringidos gestos.

Crónicas de Madagascar

entre tus lomas y la mías,

nos aislan, de la temperatura,

de un lunes invernal.

Fogosa yo,

tú,

en este monumental enfrentamiento,

voluptuoso.

Reimos juntos,

me acercas tus manos.

Malcriada niña se avecina,

tras esos pasos,

abnegados de soles,

regados de petunias.

🥰😍😍

1 comentario en “Malcriada (Número 729)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.