Gorriones (Número 726)


¡Retirada! ¡Retirada!

esta sonda,

si todo va bien,

irá fuera.

¡Arriba!

esta tarde,

pasaré a un sillón.

Dejaré,

después de cuatro días,

mi cama hospitalaria,

¡qué ganas tengo!

¡normal!

¡Largas horas de sudor!

¡Largas horas de inquietudes!

¡Largas horas de sombras!

¡Largas horas de llanto!

¡Largas horas de pensamientos!

¡Largas horas de confinamiento!

En estos días,

de mi desgraciada desdicha,

voló mi libertad.

Poco a poco,

¡paloma libre!

como antes,

¡llegará! ¡llegará!

Los gorriones,

en mi ventana,

cantan,

revolotean, alborotados.

Algunos,

han entrado

para saludarme,

¡qué gracia!

Ellos me transmiten

su son de la alegría,

¡su canto a la victoria!

Y, unas migas de pan,

les he puesto en mi ventana,

(a ver si cantan…).

🥰🥰🥰




A %d blogueros les gusta esto: