El Cáncer en Poemas

Células orates (Número 641) Míriam Fotos Wabisabi


No lo hubiese pensado,

con un diagnóstico grave,

mi alma, expectante,

no ha sucumbido

ante un futuro incierto,

sin idea, de lo que le depara

la vida.

Mis células orates

se pasean, por mi cuerpo,

con su misterio.

Una barca en la inmensidad,

a la deriva

en el torrente de mis caudales.

Yo, esas células:

¡no las quiero en mi vida!

¡que vuelvan a su cordura!

¡que desaparezcan

en la terrible tormenta!

¡que retornen a la serenidad!

Y, mi mente,

tan confundida,

yo…¡lo acepto!

¿Estoy contenta?

¿o es una mentira?

¡eso digo yo!

¡eso dice mi doctora!

¿será cierto?

¿será incierto?

He cambiado tanto…

que solo valoro

estar aquí…¡escribiendo!

En este balcón tomo aire

y, en este ruedo,

grito al viento:

¡socorro! ¡socorro!

¿alguien me escucha?
https://www.safecreative.org/work/1912142680592-celulas-orates-numero-641-

https://instagram.com/brightworld22?igshid=1jptbvj5wfk47

4 comments on “Células orates (Número 641) Míriam Fotos Wabisabi

  1. elcieloyelinfierno

    ¡Canto a la incertidumbre! Dime Mercedes, has leído algo como esto “Para el funcionamiento del rizosoma .la célula produce casi 30 diferentes especies de enzimas llamadas destructivas. Si la corteza de la célula se rompe, el rizosoma pierde su elemento regulador. Se genera así un desorden de tal forma que el rizosoma ya no identifica aquello que es alimento de lo que no es, y lo destruye todo. Como Orate, mata tanto a amigos como a enemigos y se genera una enfermedad en el órgano correspondiente, sea este el estomago, el higado o cualquier otro. Buscando la causa ultima de la enfermedad, se llega a la conclusión de que es la falta de oxigeno…” Si no lo has leído…es Los nuevos jinetes del Apocalipsis del Dr. Han Dong Kyu. Un cálido saludo.

    Le gusta a 2 personas

  2. elcieloyelinfierno

    Mi estimada Mercedes; si que es así. Recuerdo cuando debía soportar mis sincopes tosigosos y me desvanecía, La mayoría de las veces en la mesa familiar -solo una vez de pie- todos se alarmaban; luego quedaban sorprendidos al volver en si, una vez que el oxigeno llegaba a mi cerebro. Otro de los mas comunes es el sincope de la risa… Solo te mencione el titulo, porque me pareció interesante leer las investigaciones de ese profesional, no porque sea yo un erudito en la materia. Solo suponiendo, que sería una guía para la dolencia de tu protagonista. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: