Amor

Cazador (Número 572)


Cojo tu mano,

con un suave toque,

no quiero dañar

tus delicados huesos,

rotos, por tu maldita locura,

el intento

de acabar con tu vida,

por las tristes mentiras,

que oíste sobre mí.

Decían que yo no te quería

¡qué mala rabia te dio!

no miraste dentro de ti,

al contrario, te perdiste

por aquella sierra virgen,

con aquellos matorrales profundos.

La ventisca, hizo mella

en tu cara, te dejó la boca mala,

el mes entero perdido,

subiendo y bajando cerros,

como un secuaz aventurero

mas, tus provisiones,

tan pocas,

te hicieron desvanecer,

caer por aquella pendiente,

rodaste hacia ” Las Calaveras”

te diste un tremendo golpe,

un frenazo, heridas muy graves,

tus piernas abiertas,

tus manos rajadas,

casi desahuciado estabas

y, ese cazador,

al verte, tiró tres tiros de gloria,

hizo señales a sus compañeros.

Te trajeron la camilla,

corre que corre al hospital

y no estás un poco mejor,

ni sabes que yo estoy contigo.

Ni siquiera abres tus ojos,

en un coma, tan profundo.

¡Amor mío, escúchame!

necesito hablar contigo,

me espera una cama vacía

jamás entraré sin ti,

¡no puedo! tu agonía me tortura

tu amor me tiene a oscuras,

velándote, por tu locura,

mi tristeza me deslumbra.

https://www.safecreative.org/work/1910162253338-cazador-numero-572

0 comments on “Cazador (Número 572)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: