Amor

En Indonesia ( Número 441)

Despejo mi mente,

de lluvias inherentes,

a aquel lugar,

donde te conocí…

en aquel trece de abril.

Ni siquiera, yo,

sé qué hacía por allí;

mi mal sino me llevó

a ese destino,

que, jamás,

fue un destino limpio.

Desde que te conocí…

¡perdí tanto en mi vida!

Te lo digo,

fuí vencida,

en ese extremo tuyo.

Con tu saludo,

al decirme,

con tu paranoia

de sabelotodo,

que debía confiar

en tu sí, tan rotundo,

que, siempre, sería así,

hasta el día de la regata.

Y, nuestro catamarán,

partió a Indonesia;

tú, querías estar allí,

en esa fecha exacta,

sin ningún cambio.

Y, mi triste destino,

rompió mi corazón

cuando,

dentro de aquel espacio,

tan pequeño,

yo te vi caer al suelo,

sangre por aquí,

sangre por allí.

Yo no pude hacer nada

por ti.

¿Qué hago yo aquí?

¡sufrir y sufrir!

Ah, ya me he quedado

en Indonesia,

pero sin ti.

¿Qué hago yo aquí?

Safe Creative #1907091397189

0 comments on “En Indonesia ( Número 441)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: