Amor

Humo, humo ( Número 345)


Blindo mi corazón,con este resguardosimulado de un día de abril,con espanto entre mis brazos,libre pájaro.Me codeo, con la más alta noblezade mi vecindario, sin ganas,para no verte.Te puse de patitas en la calle;yo, me marcho, sin pensarlo,hasta París, no quiero estar aquí,no permito tus malas maneras.Y, hoy, no vengas con tu disimulo;yo sé quién eres,he Estado a tu vera.Así que…humo, humo,tierra de por medioy no te acerques más.Tienes una orden de alejamiento,mal nacido, vete hacia otro lugar;bastante grande es este continente.No imaginaba la necesidad de huír;desgaste en mi corazónpor tu mala casta,por tus malas maneras.Y no vengas a París…en toda tu vida entera.

0 comments on “Humo, humo ( Número 345)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: