El Cáncer en Poemas

Ese apoyo (Número 303)


Juicio de mi sobria batalla,

mis comienzos,

en un hospital comarcal,

una doctora estupenda,

su nombre, Gema.

Me mira, cierro mis ojos,

hurga en mi cuerpo

con soltura,

experiencia le sobra.

A su lado, una estudiante,

seguro que algo aprenderá.

Y una auxiliar

que apunta maneras,

cariñosa, recta.

Hoy, un estupendo equipo,

para ver mis células,

clavan una gran aguja gruesa

y cogen más de una muestra.

Y, la consulta, llena.

Hablo con una señora positiva

¡qué encanto!

¡qué ánimos que me da!

Y, a la salida, no la veo,

se ha marchado antes que yo.

Y, allí, mis primas,

ya han ido por mi camino.

Y me acompaña mi hijo,

él me apoya con cariño.

Y le cuento lo que mi doctora

me ha dicho:

puede haber cambios,

tu diagnóstico, en el aire,

la culpa, un nuevo hallazgo…

y, yo,

me estoy volviendo loca.

Y, mi amor,

en la distancia, me dice:

tú, positiva,

no va a ser para tanto,

la suerte de tu lado,

todo será un milagro,

tu milagro.

Y llego a casa

con dudas en mi cabeza,

aún así,

mi cara no lo refleja.

Y, mi madre, me espera

sentada en la puerta.

Y asustada me dice:

hija mía,

¿qué te han hecho?

¿vienes bien?

acuéstate tranquila,

no te vayas a mover,

yo te ayudaré.

Y, yo, con gran pena

y con este poema,

os digo:

muchas gracias a todos,

necesito vuestro apoyo.

0 comments on “Ese apoyo (Número 303)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: