Opus postumum ( Número 272)

Niebla, niebla en mi vida,

no veo nada ¡qué miedo!

Sólo con un poquito de luz,

te miraría de frente,

me daría cuenta

de la mano traicionera

que me has dado.

Con tus oscuras mentiras,

con tus idas y venidas

a mi amor, mi culmen,

¡qué miedo! ¡qué miedo!

Esta niebla me deja

ciega entre los vivos

y muerta entre los muertos.

Opus postumum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s