Mi amargura (Número 243)

Y tus problemas

ya no me cuentas,

la solución hallas

en otra cama que te calienta,

sólo me quieres

en tu soledad,

tu segundo plato,

nunca me amarás,

sin duda,

el viento de tu veleta

en otra dirección, siempre

y, la copa de mi alma,

en manos de una enfermera,

en busca de una sutura,

de heridas,

antiguas y nuevas

que me llevan a la sepultura.

Velozmente hacia ella voy,

quizás un choque con una

buena estrella me salve

de la locura.

Montones de tu desamor

encima de mí

que son mi amargura.

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: