El poder (Número 235)

Tu voz,

solución para mi sordera

al amor.

Con tus palabras,

pones el color rojo

en mi vida, yo, tu diva.

Pones el color verde,

la esperanza de tenerte.

Pones el color celeste,

el oxígeno latente.

Y, con la fragua

de tus colores,

me llega tu voz y tu risa,

con caudales

de tu alegría, simple canto

a nuestra película del querer,

mixtura gratificante,

tu amor inimaginable,

tu amor engrandecido,

cariño mío, “takat “

(el poder).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s