Refugio (Número 104)

Ilusa por llegar a tu banquete,
al de tus sentimientos, sin mentiras,
pues hace tiempo que tú no me miras,
cuchillos en mi alma, un boquete.

Enmascarado en un soniquete,
sonámbulo con tu hilo de liras,
objetivo último de tus iras,
me clavas abismal tu estilete.

Y, por mi vibración, tu favorita
me regalas tu virginal espigo
en tu vida última e infinita.

Con tu mesurado filón me abrigo,
amarres de una forma exquisita,
con vítores y aplausos de tu trigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s