Mi nombre (Número 88)


Ya sé que,

para ti,
soy insignificante,
solo un número,
en tu agenda,
gastado,
por los años,
que llevo esperándote;

¡cuántos años!
Ya sé que
ni miras mi nombre.
Para ti,
¡obsoleto nombre!
Ya sé que,
jamás, lo has mirado.
¿Para qué?
si yo he pasado
por tu vida,
sin que, tú,
te des ni cuenta.
Solo he sido,
para ti,
mujer abanderada
de tus miserables horas
de tu aburrimiento.
Ya sé que, las cenizas
de mi corazón,

a ti,
no te importan.
Ya sé que,
mi dolor atónito,
a ti no te asombra;
ya, lo sé…
Y, todo, por quererte así,
¡sin más!
por amarte
¡con la locura de mi mente!
¡con las caricias de mi alma!
Ya sé que,
Mercedes, no es nada
en tu agenda,
que mi nombre
ni lo miras.
Ya, no me preocupo…
Ya, me acostumbré.

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Un comentario en «Mi nombre (Número 88)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.