Viva (Número 20)

Picoteas en mi amor

con nocturnidad.

Soy para ti un caballo

indomable.

Te miro con astucia.

Habito en un establo,

tan diferente al tuyo,

un habitáculo

pequeño.

Y mis vuelos

hacia tus mares

se abren.

Y mis vuelos

hacia tus aires

no mueren en el vacío.

Y mis vuelos

hacia tus aires

no mueren

en el olvido de amarte.

Yo me he vuelto

de acero:

vuelo hacia tu océano,

mirando, de un soplo,

tu horizonte.

Y vuelo sola

y vuelo al verte;

voy como el polvo,

me inserto en tus poros,

me adhiero a ti, así,

desde la primera vez

que te vi.

Y vuelo, perdida,

en este firmamento

con el socorro

de mi muerte,

con mis días lentos

y con mis noches negras.

Y vuelo con mi bagaje

doloroso.

Y vuelo con tus batallas

vencidas.

Y vuelo con las mías

perdidas.

Y vuelo con las nuestras

no realizadas.

Así que tú,

aléjate de mí,

no vengas a mí;

me voy con tu amor

en carne viva,

a morir en ésta,

mi última  batalla,

adiós , amor,

adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s