Mis puertas

abiertas, para ti;

tú en tu barca mundana,

yo en mi vida desafortunada,

en espera de tu amor,

con mi melancolía

permanente,

ausente de todo,

en el más recóndito vacío

de mi corazón.

Tu nombre me atormenta,

recuerdos de mi vida

pasada.

Y ya sólo sé que tú…

no me amas.

Yo, para ti,

no suelto amarras

y en esta tremenda

amargura

y con la cara

de tus espectros

y con la pena

de mi alma…

ya sólo sé que tú…

no me amas.

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: