Mariposas (Número 1.147)


Hacia las estelas de tu amor,

complicado, lo tengo yo.

Acaramelada, en estos lagos,

de una soledad, ensimismada.

Trémula vertiente,

en cada ocaso de mi alma,

en pena, a trozos, marchando,

por esta nueva vereda.

Le ha dado tregua,

en esta vida repleta,

en la tierra de los pueblos,

caminante, hacia el amor,

en posadas, con agua caliente,

en extramuros, sin estridencias,

con mis susurros que caen,

de mi corazón cerrado,

con lágrimas y con llanto,

sufriendo,

hasta mi último minuto

y, trotando,

con las manos, hacia el cielo.

Todo, lo mimo,

con la fuerza de un oso negro,

en las nieves de Birmania

tras la montaña sagrada,

esperando besarte

cuando, el frío, me petrifique.

Tus laureles, me pondrán,

una corona de flores

y un huerto, con tu rosal,

en la blanca Navidad

y, un cañón de corazones,

me tirarás con tu ser,

arrancando, mi miedo

y, mimando, mis tesoros

El chorro de mi vida,

por ti, vierte,

en la fuente de las pasiones,

con tu cara en los gráficos

y, con tu silueta,

en mis gratos recuerdos,

en esta vida asombrosa,

con mis grandes sueños,

y con mis sonoras mariposas…

🥰🥰🥰🥰

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

2 comentarios en «Mariposas (Número 1.147)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.