Terra Mater (Número 1.142)


¡Oh Terra Mater!

¡Cuánto extraño tu sin dolor!

¡Cuánto extraño tu sin sudor!

Tu bienestar de timones,

navegando,

en mares del norte,

con fuertes piratas

y con tesoros de juventud.

En mis manos,

asesorando,

piñones y luces fluorescentes

de una vida intensa y caliente.

Hoy digo:

¡oh Terra Mater!

muere la dorada juventud,

el cuerpo,

se marchita y duele

aunque, el alma, grite

y viva hasta la muerte.

Los dolores, no la matan,

al contrarrio,

el alma rejuvenece,

recorre canteras

y llega, al cielo,

donde, la felicidad,

se le mete,

por los poros de la piel

rosada y arrugada…

hasta la médula…

¡oh Terra Mater!

🥰🥰🥰🥰

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

4 comentarios en «Terra Mater (Número 1.142)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.