Amor

Orígenes (Número 1.125)


Vuelvo al origen,

en las probables partidas,

de un amor desenfrenado,

de por vida,

en las mismas condiciones,

escondidas, bajo jardines,

emplaste, de bonitas cuevas,

aborígenes, con todo su candor,

especialistas, de largas sonrisas,

añadidas a nuevas aventuras,

rodeadas, de comparsas,

fiestas y esculturas,

con manos, hermosas,

sobre mi cintura.

Seda pura,

mejor que la de Oriente,

Tinajas, repletas,

en las fiestas.

Aire fresco, en mi cara,

entrando, como gotas de aromas,

en mis pulmones, hirviendo,

estando, a la altura.

El tiempo, nos va modulando,

hoy, once de octubre,

rara noticia,

una vida, con calidad humana,

se demuestra,

en estos hechos misteriosos,

que me aturden, con un corazón,

poderoso, pero triste y mudo,

su electricidad, muriendo,

poco a poco,

una reanimación, no es poco,

un cambio de hábitos,

madurando, ensanchando

y, dedicando, cada latido,

a quienes están contigo.

La vida ¡qué bella!

y, a la vez, la vida ¡qué breve!

Haré, un brebaje,

para que, tú, me dures siempre,

de por vida.

Quiero tenerte, a mi vera,

acurrucadita, tan cerca,

¡No tomes el camino fácil!

¡Aguanta!

¡No te vayas! ¡Espera!

que, mi corazón, tú, lo llenas.

😘😘😘😘

0 comments on “Orígenes (Número 1.125)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: