Amor Sensuales

Injusta ida (Número 937)


Entre los árboles,

con una mirada nueva,

detrás de una columna,

quieta,

tu silueta, se presenta,

en la imaginación de mi mente

que, todavía, te respeta,

con el único privilegio,

de soñarte, de nuevo,

en los márgenes,

de un pueblo engañado,

potente escándalo,

diversificado,

entre las perdidas nubes

de mi vida, fervientes posesiones,

entre mis dedos,

que se deslizaban,

por tu fundido cuerpo,

en las yerbas frescas,

de un río caudaloso,

corriente abajo,

con las piedras limpias

y, con los chorros calientes,

por tenerte,

con la hermosura,

del amor más fuerte.

Hoy, todo eso,

es pasado, el tiempo,

te quitó de mi vera,

en tus noches, yo, volaba

en mis caballos blancos,

con la sombra de tus besos,

en mi boca y, con la sordera,

de los amores empedernidos

que, alimentaban, mi carne rosada

y, tu calma, se hizo latente

hasta que te fuiste,

sin poderte quedar,

amor mío,

sin más equipaje

que, el amor,

que, yo, te pude dar.

3 comments on “Injusta ida (Número 937)

  1. precioso mercedes!!
    saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder a Mercedes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: