Bienvenidos (Número 539)

¡Qué tranquilidad!

¡Qué a gusto que estoy!

sin tantos dolores,

amenazantes, para mi cuerpo.

Así, firmo yo,

toda mi convalecencia.

Mi alma, congratulada,

por alejarse ese dolor

que, desde mi interior,

me desgarra por dentro,

raspando mis sesgadas entrañas,

haciéndose cómplice del terror,

de una mugre que me deja,

sin ganas de sonrisa,

sin ganas de tertulias,

sin ganas de comensales,

sin ganas de escaparates.

Un dolor, que me postra

a una cama,

en la que todos miran,

mi tristeza amorriñada.

Y me doy cuenta,

que han venido ya,

quienes me importan.

Muy agradecida,

bienvenidos todos,

aquí a los pies de mi cama,

a la cabecera,

de esta cama hospitalaria,

que me ata,

a un segundo plano de la vida,

a la quietud, a la inmovilidad.

Paloma herida,

a la espera…

de un nuevo vuelo.
https://www.safecreative.org/work/1909111895187-bienvenidos-numero-539

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s