Amor, Desamor

Cada roce ( Número 440)

Sobre ti pongo mis manos,

débiles, atraso de este año,

por este dolor tan fuerte

que va a mi lado,

yendo,

incluso delante de mí,

por prados verdes

de atrevidas posturas,

indelebles.

Me quitan la vida,

me dan por vencida,

en esta mera rutina

de mi vida,

estricta cumbre.

Y, hoy,

delante de un fantasma,

mi amiga, desea mi ascensión

al polimorfismo,

amuleto,

de las ondas de Anacleto

en este estado,

adverso de aventura.

Suma,

en este deshabitado pueblo,

postureo de ángeles,

falaces demonios,

postrados, ahora,

para ver mi nuevo estado,

mi desgracia

ante la noria vieja,

de la fuente de tu vida.

Sacúdete conmigo, vida mía,

no verás otra pócima,

no tiene sentido,

curaré tus heridas,

entre las capas de mi vida.

Me pondré hasta venerarte,

una vez más,

con el amor de mi agonía

que me espanta cada día.

El jeroglífico de nuestro amor

pongo en tus manos,

con la pista ya dada,

para que me ames como antaño.

Tú y yo,

con abrazos de otras vidas,

nos alabamos,

sin mentiras y, saboreando,

cada roce de nuestras mejillas,

cada roce de nuestros labios,

cada roce de este cuerpo.

Nuestros espíritus,

siempre han estado juntos,

son eternos.

Safe Creative #1907081393597

2 comentarios en “Cada roce ( Número 440)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s