Sin pausa (Número 410)

Y diré, con esta penumbra

que oscurece hasta mi piel,

que de anciana, te amaré

igual que la primera vez.

Yo te vi sentado,

en aquel pollete de hierro

de la plaza de Santa Ana,

daba a la esquina de mi casa.

Y, recién pintado de verde esperanza,

tú te pintaste hasta el alma.

Yo, a voces, te llamé

para limpiártela.

Me miraste, te miré

y, todos esos sentimientos,

perduran conmigo

como si no hubiese vivido,

ni un día más, desde que te conocí.

Y mira que he llorado

por estar sola, sin ti,

en este laberinto de amores

de mi vida.

Y algo me consuela,

lo grito a los vientos:

todavía miro

a través de esa ventana

hacia la plaza de Santa Ana,

mi ventana hacia el amor.

Safe Creative #1907031348295

2 comentarios

Responder a POETAS EN LA NOCHE Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s