El Cáncer en Poemas, Sin categoría

Mi Dios (Número 389)

Oh, Dios mío,

tengo un Dios,

ganado con mi dolor,

lo he conseguido

en tiempo récord.

Mi amigo,

no se va de mi lado,

lo llamo a diario

y me tiende su mano,

a sus dedos me agarro.

Años atrás, un desconocido,

hoy, mi mejor amigo.

Y arde dentro de mí,

con una fuerza gravitatoria,

maestro de maestros.

Y, ante mi dolor,

su alegría,

como un bello poema.

Mi Dios es así

un amigo verdadero,

un amigo eterno

Ni Él me deja

ni yo lo dejo;

amigos fundidos,

amigos en alma,

amigos en espíritu.

Y, con su gracia,

vuelo al firmamento

y dejo los embrollos de la tierra,

ésos que, a veces, me atacan.

Así que yo,

con mi Dios,

vuelo más y más alto…

y pierdo mi dolor.

Y, mis pérdidas,

ganancias vivas, sana energía

que me lleva por allá arriba.

Gracias mi Dios,

siempre así.

1 comentario en “Mi Dios (Número 389)”

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    “Señor Jesús, Sé que soy un pecador. Te pido perdón y me aparto del pecado. Creo que moriste por mis pecados y resucitaste para darme una nueva vida. Te entrego el control de mi vida. Te invito a entrar en mi corazón y en mi vida. Confío en ti como mi Señor y Salvador por el resto de mi vida.
    En tu nombre, Amén.”

    Le gusta a 1 persona

Responder a vik050 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s