La parca (NĂșmero 379)

Y no un dĂ­a mĂĄs,

sĂ­, un dĂ­a menos,

la parca,

recorta terreno.

¿Cómo engañarla?

aĂșn, sin saberlo.

NingĂșn pĂĄrroco de pueblo,

ningĂșn obispo de ciudad,

ningĂșn hombre de bien,

ningĂșn usurero de mal,

ningĂșn filĂłsofo inteligente,

ningĂșn antropĂłlogo coherente.

Nadie sabe cĂłmo hacerlo,

tanto discernir en ello,

pensamientos, pensamientos…

Pobre de mĂ­,

me queda un dĂ­a menos,

aprovecharé mi momento

por si, mañana, no despierto.

La parca, la parca,

¥qué nteligente!

a todos nos engaña,

su vara no falla.

Vaya ¥qué lista!

¥qué lista la parca!

3 respuestas a “La parca (NĂșmero 379)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesiĂłn:

Logo de WordPress.com

EstĂĄs comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesiĂłn /  Cambiar )

Google photo

EstĂĄs comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesiĂłn /  Cambiar )

Imagen de Twitter

EstĂĄs comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesiĂłn /  Cambiar )

Foto de Facebook

EstĂĄs comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesiĂłn /  Cambiar )

Conectando a %s