Mi mayor lujo ( Número 374)

La petunia de tu amor

me pide perdón,

en el claustro del hondo calor,

que me da tu corazón.

Y casi reviento

ante tanta pasión.

Y lo que tú no sabes

es…lo que te quiero yo.

Y, cada vez que no te tengo,

muero y renazco con tu amor.

Mi mayor lujo,

cuando me haces el amor,

candela viva, en ascuas

fraguando mis emociones.

Me llevas a un paraíso

único, extenuante,

donde muero de amor.

Y me transportas

a un nuevo castillo,

perfumado con las flores

que tanto nos gustan,

amor mío.

Y, de aquí, amor mío,

no me muevo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s