Sin categoría

Lora del Río ( Número 372)

Y, en el puente del río,

tu brío enciende mi fe.

Llegas desde una colina,

maravilla de tu ente.

Río soñado en mis cuentos,

río del alba,

río atemperado

con el cuerpo de betún;

claro betún, una mano

de marrones verdosos

que se hacen más claros

con el auge de tu curso.

Y, cuando llegas a mi pueblo,

el puente de hierro,

te convierte

en un río de plata plomada.

Río que suspira

al ver a sus mujeres

y, hasta, canciones tú cantas.

Y te acuerdas

de aquel barquero,

“barquerito de lora”,

el que paseaba a las mozas.

Hoy, las mujeres del pueblo,

susurran delante de tus aguas

a sus amores reconvertidos.

Y, con sus coscones,

se atreven a mirarte,

pensando, en tu duende mago

y en tu mar manso de amores.

Río Guadalquivir,

brotas a borbotones,

tu embrujo,

llega hasta Lora

y, por ti, la vega llora

por todos los amores

que enamoran.

1 comentario en “Lora del Río ( Número 372)”

Responder a POETAS EN LA NOCHE Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s