Fuera del telón (Número 329)

Me duele esta noche

mi vida,

delante de mí…

una nueva enfermedad.

Ya comienza…

mi estancia hospitalaria,

una incógnita rara,

en una noche machacada,

dolorosa noche

de ostras contaminadas,

ante un destrozo,

de un trozo de mi cuerpo.

Y, con una lúgubre miseria,

con faltas en mi coyuntura,

me relego a un solar,

sin estirpe ni aventuras.

Y, con esta cruel droga,

enfermiza droga,

mis mieles me postran

en una calmada estrella,

con un subidón,

fuera del telón de mi vida,

de mi pobre vida.

Y, poco a poco,

o, un mal final,

o, un buen comienzo.

¿Quién sabe…?

Y, en pocos días,

lo sabré, quizás…

pueda contarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s