Y me llaman (Número 255)

Y, en esto,

no hay descanso,

sólo unos días

de tranquilidad,

nada más.

De nuevo, mi teléfono,

con un número de móvil

no grabado,

¿diga?

-una nueva cita,

-no la esperaba,

tenía una esperanza.

Y, mi mente, ahora,

vaga sola,

en los peores pensamientos.

Y, mi corazón,

con mucho miedo,

aunque lo disimule,

me dice: aquí, fuerte,

para lo que venga,

sólo en unos días, de nuevo,

al hospital.

Y, en este momento,

asciendo a otro lugar,

lejos de mí,

lejos de aquí,

¿para qué?

-si da igual,

-lo que tenga,

ahí está y llegará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s