1 de febrero ( Número 256)

Pajizos colores

me acompañan, hoy,

hacia ese doctor.

Me llaman,

con una cita inesperada,

inquietudes y fantasmas

me hunden en el fango

de un río duro,

de una batalla,

casi invencible,

de una dura enfermedad

que te puede sorprender,

en cualquier momento,

a cualquier edad.

Aquí voy con mi escudo,

con mi protección,

con mi antifaz

y, con mi daga

para batallar, si es precioso,

Y si, por suerte, me libro

será mi día especial,

caminaré hacia ti,

con el bagaje de mi alma,

te pediré ayuda,

tú, mi aventura,

en este día triste,

en este día de amargura,

sacudiré mis males,

iremos a la luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s