Y soy consciente.

Y sé que mienten,

ellos,

casi todos los políticos

hacen lo mismo…

prometen , prometen.

Y ¿para qué?

si mienten y mienten.

Y hablan mal del uno

y hablan mal del otro;

no felicitan

a su adversario,

al contrario,

lo machacan a diario.

Y sólo aceptan sus teorías,

increíble,

ni que fueran el “Mesías”,

los salvadores, ¡olé!

¡qué mentira!

Y dan pocas soluciones,

casi ninguna.

Y problemas a borbotones,

¡tiene cojones!

Y no escuchan,

sólo discuten,

todos juntos, a granel.

Y no son objetivos.

Y no cumplen sus promesas,

¿para qué?

Y atacan y atacan…

sin más.

Y rabian y rabian…

¡qué cabreo!

Inmóviles en sus fallos,

continúan con sus errores,

¡no rectifican!

¡qué vividores!

Y aceptan el favoritismo

y el enchufismo y el

amiguismo…

Y nos engañan

con sus patrañas.

Y se mofan de los

ciudadanos.

Y hacen daño,

si no a unos, a otros.

Y todo consiste

en coger el mando.

Charlatanes, charlatanes…

con buenos sueldos.

Charlatanes, charlatanes…

con dietas de vergüenza

¡qué injusticia!

¡qué despilfarro!

¡qué gran engaño!

Y ¿de dónde salen?

si, ni tan siquiera,

muchos de ellos,

saben de leyes,

ni de deberes,

ni de derechos…

Y, mucho menos,

de miras universales,

¡qué horror!

por Dios.

Políticos, por favor,

cambien un poco

por estas generaciones.

y por las venideras

que pronto llegan.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: