Sonetos

Especial (Número 84)

Confecciono de noche un colorín,

celestiales serenatas casidas,

esperan crisálidas renacidas,

sombras para el lienzo de mi jardín.

 

Gustoso estruendo en mi querubín,

veo tu nexo en todas mis salidas,

junto a las ánimas bendecidas,

tolerantes de nuestro serafín.

 

Clarea mi almohada cristalina,

tu luz con su mixtura jaquelada,

la tez de tu lagar se me avecina.

 

Trascendental dentro de mi morada,

sanas mis males con tu medicina,

con hálito de tu fresca balada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s